Ir al contenido principal

Entradas

Entradas recientes

Del Ayer y del Hoy: Aponte en el pensamiento de Juan Rene Betancourt. Parte 2 y Final.

  “El hecho de ser negro en la época en que vivió Aponte la mayoría del pueblo cubano a la vez que la clase más popular, la única que por no tener ningún privilegio estaba en contra de todos los privilegios, hace que su labor histórica, rebasando los lindes del interés clasista, trascienda el propósito independentista y lo sitúa en el plano del verdadero primer mártir de nuestras libertades patria.[…]” El poder colonial no ignoraba el impacto de la conspiración de Aponte para los esclavos, y para los negros libres y blancos que deseaban abolir la esclavitud. El análisis de Betancourt es bien elocuente cuando afirma: “Y el Marqués de Someruelos, a la sazón Capitán de General de la Isla, quiere que en Aponte escarmienten todos los negros, y manda a preparar un poste de dos metros de altura y allí en lo que constituyen la esquina de Reina y Belascoaín, ordena plantarlo, disponiendo que de la parte superior penda por varios días la noble cabeza del gran hombre. Y tuvo éxito el Marqués

Del Ayer y del Hoy: Aponte en el pensamiento de Juan Rene Betancourt. Parte 1.

    Aponte en el pensamiento de Juan René Betancourt. Nuestro Héroe Nacional, al referirse en uno de sus escritos a José Antonio Aponte, se pegunto:“¿Qué se sabía del negro conspirador Aponte, muerto en 1812, con ocho de sus compas? Vivía en la calle Jesús Peregrino.” Esa interrogante decimonónica,  pudo haberse formulado a lo largo de todo el siglo XX, porque el conocimiento amplio de tan importante figura solo comenzó a develarse en fechas relativamente cercanas a nosotros. Los textos de historia de entonces lo mencionaban muy superficialmente, y publicitaban con calificativos de haber sido un personaje  malo, muy malo. Esa imagen se expandió  popularmente, de tal modo, que cuando se hablaba de alguien cuya conducta no era buena, se decía:  eso era  tan malo como el negro Aponte. Así, se ocultaba  y se manipulaba su verdadera grandeza. La especialista del Archivo Nacional de Cuba, Bárbara Dancey, señala que el primer texto sobre Aponte, firmado por José Luciano Franco, aparece en 1